La gran ayuda que nos aporta un buen buscador

Un buen buscador siempre viene bien por varios motivos, es verdad que muchas veces de oídas, recomendaciones u opiniones de otras personas conseguimos encontrar aquello que andamos buscando, como pude ser un fontanero, unos buenos albañiles, o un desguace en el que depositar nuestro coche. Pero claro debemos conformarnos con esa persona recomendada que igual a nosotros no nos hace al final tanta gracia, suelen decir que para gustos están los colores y no les falta razón, la gran variedad que tenemos no es porque se quiera vender de manera variada sino porque no a todo el mundo le gusta lo mismo y necesita de un sitio en el que poder comprar sin ningún problema. Seguro que a más de uno os ha pasado eso de llamar a un fontanero que llamó la vecina o una amiga y a vosotros os ha resultado una chapuza y ella estaba súper encantada con el trabajo que le había hecho, como bien digo no a todos nos gustan las mismas cosas y para ello debemos intentar elegir lo que de verdad queremos para no tener que equivocarnos.

En ese sentido los buscadores han cambiado mucho, los de hoy en día son mucho mejores, nos encontramos con un tipo de buscador con el que dar en el clavo y no equivocarnos demasiado, nos encontramos con la respuesta las preguntas que teníamos. Hoy en día de la mano de internet tenemos la posibilidad de llevar cualquier tipo de buscador a mano,  da igual el sitio en el que nos encontremos, da igual si estamos lejos o cerca el caso es que tenemos la posibilidad de poder dar con lo que estamos buscando en el momento. Lo mejor de todo es que hoy en día son diferentes los buscadores que tenemos a nuestra disposición, es decir, tenemos buscadores de carpinteros, de fontaneros, de psicólogos, incluso de desguaces que tan de moda están ahora, echar mano de tudesguace nos va a dar la posibilidad de encontrar cualquier tipo de desguace homologado cerca o lejos da igual, ya que pedir las piezas de manera online tampoco resulta un problema. Como vemos las cosas van cambiando cada vez hay más adelantos de los que echar mano y nos queda la tranquilidad de saber que son sitios en los que podemos confiar sitios en los que invertir sin problema porque se reúnen en una sola página los mejores del país.

El cerrajero contemporáneo

En el principio, a los cerrajeros se les conocía como herreros, y eran quienes trabajaban, sobre todo, con metales, produciendo entonces ornamentos que se utilizaban como divisiones entre viviendas, muy parecidos a los portones que se usan hoy en día.

Es por esta razón que los inicios de la cerrajería van de la mano con el uso de la forja; que es como se le llama al proceso mediante el cual se funde el hierro, se le da la forma para poder utilizarlo, y en el caso de la cerrajería, para realizar las llaves y las indispensables cerraduras.

Desde tiempos muy antiguos, el ser humano ha pensado en su seguridad propia, pues es parte de la naturaleza temer y querer resguardarse y buscar protección. Dada esta necesidad de seguridad propia y de los seres más cercanos y queridos (que viven contigo), además de la protección de los muebles y bienes del ser humano, es que tiene origen el oficio de la cerrajería como hoy lo conocemos, con el amplio campo que admite y ejecuta.

A pesar de que este oficio es muy antiguo, la cerrajería se ha vuelto hoy en día una profesión necesaria en cualquier sociedad. Por tradición cultural, la cerrajería se pasa de generación en generación, pues sus contenidos, aprendizajes y lecciones son hereditarios, o sea, los padres se encargan de que sus hijos aprendan el oficio de ellos mismos.

Pero, siendo la cerrajería una de las especialidades más demandadas en España, y uno de los mercados más repletos y abundantes, ¿cómo se educa el cerrajero contemporáneo? Lo responderemos a continuación.

En territorio español, existe el UCES, que es nada más y nada menos que la Unión Cerrajeros de Seguridad; la única asociación de cerrajeros conocida en España, la cual se constituyó en el año 2009 a través de la iniciativa de las principales asociaciones del sector cerrajero, como lo son AsmaceCerracor, Grupo Vicuña y Grupo Cerrajero y también algunos cerrajeros de Madrid.

La Unión Cerrajeros de Seguridad nació bajo la convicción y el compromiso de sumar en la iniciativa de generar consciencia y elevar la cultura ciudadana con respecto a la seguridad, y con la idea de avanzar continuamente en dirección a la regulación del sector o ámbito de la cerrajería de seguridad en absolutamente todo el Estado, lo que es verdaderamente fundamental y preciso para poder garantizar el ejercicio de este maravilloso oficio con garantía de calidad y con seguridad para la sociedad en general.

Es válido acotar que en estos momentos no existe ningún centro autorizado o reconocido por esta federación, a excepción de ella misma, que desarrolla, promueve y enseña sus propios cursos especializados a los profesionales y a las fuerzas de seguridad competentes del Estado.

Por lo tanto, concluyendo con la respuesta a la interrogante, sí, existe en la actualidad una organización pertinente encargada de formar y desarrollar el talento de los artistas cerrajeros españoles, y también hacemos énfasis en que no existe otra que sea oficial, por lo que cualquier centro de formación en el área que profese estar acreditado por la federación nacional de cerrajeros de seguridad (UCES) es falso, y desde la misma federación se tomarán, en cada caso particular, las medidas legales para acabar con el señalado fraude.

Mago para fiestas de comunión en Madrid

Se acercan los meses de las comuniones y muchos niños tendrán su fiesta personal. A la fiesta de comunión acudirán muchos familiares y amigos y los padres queremos que sea un día muy especial para nuestros hijos. Entretener a los invitados será una regla de oro y, en especial, porque asistirán niños. Coincidirás con nosotros en que mantener a los más pequeños entretenidos no es tarea fácil. Por eso, te recomendamos contratar una actividad que mantendrá a todo el público no solo entretenido, sino fascinado. Se trata de contratar a un mago para fiestas.

Continue reading