COMPRAR EMPRESAS BARATAS

El tener negocio propio es el sueño de cualquier emprendedor para conseguir la independencia financiera y laboral, sin embargo, en España esto requiere a veces de una gran inversión, se calcula que está podría sobre pasar los 80000 euros para los negocios pequeños.

Comprar empresas baratas supone un riesgo mucho menor que comenzar una empresa desde 0, comenzar una empresa desde cero puede significar una gran inversión en el que no hay ninguna garantía de éxito, por ello buscar negocios ya establecido es mucho más barato y sencillo a la hora de emprender.

¿Por qué comprar un negocio ya establecido?

Para emprender no siempre es necesario empezar de cero, una empresa o negocio ya existente es una alternativa mucho mejor que la de iniciar el montaje de una empresa desde el principio pues aquí tendrías que hacer una serie de pasos que a la postre te saldrá mucho más contigo.

Un negocio ya establecido tiene toda una infraestructura física y financiera ya lista lo que permite sortear una serie de obstáculos como lo sería por ejemplo los trámites burocráticos para montar una empresa que a veces resultan muy engorrosos y la inversión necesaria que es mucho mayor cuando se trata de comenzar un emprendimiento desde cero.

Consejos a tener en cuanta a la hora de comprar un negocio ya establecido

  1. Resumen financiero: Antes de comprar un negocio es necesario realizar un resumen financiero del mismo, esto incluye el pago de impuestos en los últimos 5 años, esto te permitirá estar al tanto de cuál sería la viabilidad financiera de la empresa.
  2. Evaluación laboral: Los empleados de la empresa son su activo más importante, por lo que debes estar al tanto de los empleados que trabajan en la nueva empresa que acabas de comprar como cuanto tiempo tienen, cuántos empleados trabajan, ¿es necesario contratar más personal? y que les puedes ofrecer como su nuevo jefe.
  3. Hacer una evaluación de los clientes: La empresa que acabas de comprar de seguro que ya tiene una cartera de clientes ya establecida desde hace tiempo, debes evaluar si estos clientes están satisfechos y si existen deudas de estos con la empresa.
  4. Ubicación del negocio: La ubicación del negocio es fundamental, debes analizar si la actual ubicación es la más adecuada para lo que pretendes hacer con tu nuevo negocio, ver si los beneficios son mayores que las posibles perdidas y por ende si vale la pena o no realizar la compra.

Montar un nuevo negocio puede ser una gran opción, pero puede resultar ser muy costoso, en cambio un negocio ya establecido te permite ahorrar tiempo y dinero pues no tienes que realizar grandes inversiones como la compra de un local ni tampoco hacer trámites engorrosos, por lo que es mucho más barato empezar con algo que ya existe que empezar de cero.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.