Redes de Seguridad S

Las redes de seguridad horizontal, también conocidas como redes de seguridad tipo ‘S’, son un tendido de cuerdas perimetrales de protección colectiva, hechas con la finalidad de marcar un límite y prevenir el riesgo de las caídas de altura, según medidas establecidos por la ley.

Este sistema tipo ‘S’, funciona con la colocación de un paño de red, hecho con un material lo suficientemente flexible que permita soportar el peso promedio, de un hombre, garantizando así, que en caso de una caída desde una altura, mínima de dos pisos de altura –parámetros regulatorios estándar según la ley-, este podrá caer sobre el tendido, disminuyendo así el impacto del accidente.

Para ser considerado un sistema tipo ‘S’, estas redes de seguridad, aparte de poseer elementos como: cuerdas de atado, perimetral y unión, cable metálico y los mosquetones necesarios para su acoplamiento y ocupación, deberá contar con una altura de 35m2. Cualquier sistema, que no cuente con esta medida estándar, no será considerado como una red de seguridad horizontal.

En cuanto al material de la malla, este debe ser lo suficientemente flexible como para soportar peso sin lastimar, debido a que su función es más bien evitar que las alturas de caída sean mortales, es decir, más que prevenirlas, son para impedir o mantener al mínimo el riesgo de fatalidad una vez la caída ya es inevitable, debido a un accidente en alguna zona de construcción o industrial. Cabe destacar, que la función también es salvaguardar la caída de objetos contundentes, o materiales de construcción hacia una zona concurrida con personas, dentro de estas mismas instalaciones laborales.

El proceso de instalación y montaje, es bastante simple y consta de pocos pasos, pero que debe ser realizado con el mayor de los cuidados, dado que hace falta un trato minucioso para la unión o trenzado de las mallas, cuidando las medidas estándar regulatorias, así como el solapado.

Básicamente, el proceso de instalación es el siguiente: En primer lugar, el tendido de la malla, con una extensión que le permita mantener dentro de los parámetros de la ley, debe ajustarse a las cuerdas perimetrales, recogiendo el sobrante de la misma, atándola para facilitar su traslado, para luego ser levantada por los trabajadores con la plataforma levantadora, y luego finalmente ser fijada a los cables de enganche y tendido, que servirán para lograr mantener asegurada la malla, antes de su instalación final.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *