Los peores errores al salir de off road

Tener un todoterreno y salir de off road es una experiencia maravillosa, para quienes gustan de la adrenalina y de conocer y explorar libremente; sin embargo, puede llegar a ser una práctica muy peligrosa. Estos vehículos se caracterizan por su rudeza y la de los circuitos o las rutas por las que suelen frecuentar, además de que los conductores se esmeran en buscar los caminos más difíciles para imponerse verdaderos retos a superar.

Cuando la persona tiene un tiempo considerable llevando este estilo de vida, suele pasar que por la prisa de salir, o confiarse de sus habilidades, y en ocasiones hasta por subestimar las circunstancias, no le da la debida importancia a ciertas medidas que le permitirían disfrutar de forma segura. Aunque haya quienes crean que no es para tanto, un descuido en el equipaje, o las medidas preventivas para conducir, podrían ocasionar momentos muy desagradables e incluso accidentes. Algunos de los errores más frecuentes son:

No estudiar la ruta: adentrarse por caminos desconocidos sin haberlos investigados, es una de las peores cosas que podría hacer. Cuando se es asiduo a este deporte o práctica, es muy probable que conozca a otros con su misma afición, recaude información con ellos sobre si alguno ya ha hecho el recorrido que le pueda ofrecer datos sobre la condición  terreno; otra vía sería valerse de Internet. Saber cómo es a donde se dirige, le da la ventaja de prepararse adecuadamente.

Meterse al agua sin precaución: son muchas “las trampas” que puede esconder el agua, como huecos, piedras y ramas punzantes que podrían ocasionarle daños a los neumáticos y demás componentes, y si el fondo es lodoso también podría atascarse. La profundidad del cruce de agua es otro factor de riesgo, debido a que si el nivel supera el coche, terminará inundándose y si llega hasta la entrada de aire del motor, le ocasionará grandes problemas.

Conducir a solas: los peligros del off road son peores si se sale a solas, lo ideal es llevar un compañero que le pueda ayudar en cualquier eventualidad. Si no tiene un allegado que comparta este tipo de actividades, una gran alternativa es unirse a un grupo o club de todoterrenos con los que pueda organizar este tipo de salidas.

No hacer revisiones: la revisión al salir no es solo ver si se tiene combustible, buena presión en los neumáticos y las gafas de sol, es preciso conocer las condiciones en las que se encuentra el 4×4 de manera general, así evitará contratiempo en medio de su travesía.

Para hacer las reparaciones o reposiciones que amerite su vehículo, puede ahorrarse una parte del presupuesto adquiriendo piezas de segunda mano. En la web desguacesde4x4 podrá localizar la empresa más cercana de su provincia o población con solo unos clics.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.