Todo sobre los neumaticos de tu vehiculo

Los neumáticos de un vehículo son un elemento de seguridad crucial, el cual te permitirá tener un buen agarre en todo tipo de situaciones. Para conseguir los mejores repuestos para tu coche, te invito a visitar reciclaperezoso.com, porque encontrarás la mayor variedad y precios del mercado.

Sin embargo, debes tener en cuenta que muchos conductores no saben mucho sobre los neumáticos de su vehículo. Por este motivo, hoy he preparado este post, con la finalidad de que puedas encontrar toda la información que necesitas conocer al respecto.

¿Qué puede dañar los neumáticos?

Debes tener en cuenta que, existen diferentes factores que pueden llegar a dañar tus neumáticos, dentro de los que están:

  • Físicos: cualquier tipo de baches, obstáculos, bordillos, objetos afilados o incluso variaciones bruscas de velocidad.
  • Climatológicos: las temperaturas extremas, aceite, grasa, hielo, nieve o la exposición al sol.
  • Hábitos de conducción: el exceso de velocidad, los arranques rápidos, frenazo o las carreteras dañadas.
  • Descuidar el mantenimiento: es importante estar verificando el desgaste, los daños del vehículo o la alineación, y negarse a una inspección de un profesional. Además, si no equilibras las llantas después de instalarlas, o el uso de selladores de dudosa reputación puede afectar seriamente los neumáticos.

Signos que indican que debes cambiar tus neumáticos

Existen varios indicadores que pueden servir para determinar si necesitas cambiar un neumático o si aún está en buen estado. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

  • Dibujo: en la banda de rodadura del neumático nos encontramos con el dibujo del mismo que permite desviar el agua debajo del neumático y mejorar la tracción. Sin embargo, si ha bajado por debajo de los 1,6mm, el neumático ya no será seguro, y será ilegal conducir con un neumático en este estado.
  • Edad del neumático: después de que un neumático se utilice más de seis años, este debería ser inspeccionado por lo menos una vez al año. En caso de que no se hayan reemplazado 10 años después de su fecha de fabricación, será imprescindible cambiarlos de inmediato.
  • Grietas: si observas pequeñas grietas en los neumáticos esto indicará que el caucho se está quebrando, y eso puede hacer que se separe el cordón de acero del neumático, causando daños en el exterior del vehículo.
  • Desgaste irregular: esto es provocado por una alineación incorrecta o porque los elementos de la suspensión están desgastados. Ante una señal de un desgaste disparejo se debe revisar el coche y normalmente se deben cambiar los neumáticos para asegurar que estarás seguro.
Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.